top of page

LATAS DE CONSERVAS

¿Podemos abusar de ellas?



En general se recomienda limitar el consumo de latas de conservas, especialmente aquellas que contienen alimentos enlatados con alto contenido de sodio y conservantes. Aquí hay algunas razones por las que se sugiere limitar su consumo:


  1. Alto contenido de sodio: muchas conservas contienen altos niveles de sodio como parte del proceso de conservación. El exceso de sodio en la dieta está relacionado con problemas de salud como la hipertensión arterial, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

  2. Presencia de conservantes: Algunas conservas pueden contener conservantes artificiales para prolongar su vida útil. Aunque estos conservantes son seguros en cantidades reguladas, algunas personas prefieren limitar su consumo debido a preocupaciones sobre posibles efectos a largo plazo en la salud.

  3. Posible presencia de BPA: Muchas latas de conservas están revestidas con una resina que contiene bisfenol A (BPA), un compuesto que ha generado preocupaciones sobre posibles efectos negativos para la salud, especialmente en mujeres embarazadas, lactantes y niños pequeños.

  4. Nutrientes perdidos: Durante el proceso de enlatado y conservación, algunos nutrientes pueden perderse o degradarse, lo que puede hacer que los alimentos enlatados sean menos nutritivos en comparación con los alimentos frescos.


Aunque las conservas pueden ser convenientes y tener una larga vida útil, es importante consumirlas con moderación y optar por opciones bajas en sodio y sin conservantes cuando sea posible. Además, es recomendable equilibrar el consumo de alimentos enlatados con una dieta rica en alimentos frescos y naturales.

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page